Las restricciones a los créditos para la industria alemana bajaron en marzo pero la situación sigue siendo crítica, sobre todo, para las empresas del sector manufacturero, según una encuesta realizada por el Instituto de Investigación Económica Ifo. Un 42 por ciento de todas las empresas consultadas consideraron que la política de préstamos de los bancos fue restrictiva, frente al 42,5 por ciento de febrero. No obstante, "la situación crediticia permanece crítica, especialmente, para las empresas del sector manufacturero", dijo el presidente del instituto Ifo, Hans-Werner Sinn. Un 51,1 por ciento de estas compañías calificó en marzo de restrictiva la entrega de préstamos de los bancos, en comparación con el 51,9 por ciento del mes anterior.