Las reservas de petróleo en Estados Unidos bajaron en 2 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 299,8 millones, ha anunciado hoy el Departamento de Energía. La semana anterior, las reservas eran de 301,8 millones de barriles. Con la citada disminución, la reservas son ahora un 15,3% inferiores a las de año antes.