Más del 80% de las firmas minoristas en Estados Unidos tendrían dificultades para aumentar sus márgenes brutos el próximo año si Wal-Mart empieza a reducir con mayor agresividad sus precios, afirma Morgan Stanley.  Best Buy podría ser una de las afectadas y Morgan Stanley ya considera que sus márgenes brutos serán decepcionantes este año.