¿Pesimismo o realismo? ¿Reflejo de la actual situación económica o descuento de que algo peor va a llegar? Las previsiones del consenso de analistas vuelven a reducirse para los principales índices bursátiles. En concreto, el Ibex 35 podría cerrar la semana en torno a los 7.820 puntos, un  1% por debajo del nivel al que cerró ayer la sesión- con un Eurostoxx en los 2080 y un S&P500 volviendo a los 1.165 puntos. En el mercado de divisas, poca variación al ver un euro que seguirá moviéndose en los 1.35 dólares.
Siguen bajando las previsiones, especialmente sobre el índice español. Si durante la semana pasada los pronósticos apuntaban a un Ibex 35 por encima de los 8.300 puntos, esta semana las previsiones se vuelven mucho más pesimistas: el consenso de analistas apunta a que el selectivo español cerrará el viernes en torno a los 7.820 puntos. Un 1% por debajo de los niveles a los que cerró ayer. Los más optimistas siguen viendo al selectivo español en torno a los 8.400 puntos en tanto que las visiones más pesimistas apuntan a un índice que podría descender incluso hasta los 7.650 puntos. ¿El motivo? Hay muchos frentes abiertos: las nuevas medidas que tiene que tomar el gobierno entrante para frenar la incertidumbre en los mercados con una deuda pública que sigue disparada, día sí día también, por encima de los 500 puntos básicos y los altos tipos de interés que está pagando el Tesoro en sus últimas emisiones.


Consenso semanal Ibex 35. En rojo (4) la media. La línea muestra el precio al que cotiza actualmente.


Algo que ha provocado que también, con algo más de plazo, se reduzcan las estimaciones. Los expertos ven al índice español cerrando el año en los 8.080 puntos, un 3.6% por debajo de los niveles que pronosticaban la semana pasada. Para el período de un mes, los expertos creen que el selectivo podría volver a los 7.000 puntos como nivel de suelo con un objetivo alcista de 9.600 puntos. Unos niveles que suben ligeramente si se amplía el horizonte de inversión a tres meses, período en el que los expertos creen ver al Ibex 35 en torno a los 8.180 puntos. El rango máximo se amplía hasta los 10.100 puntos.


Consenso semanal (azul), mensual (rojo) y trimestral (verde) sobre Ibex 35. En posición 6, la media. La línea muestra la cotización actual del Ibex 35

En Europa....

Poco - o nada- varía el escenario si se extrapolan las previsiones a Europa. Y es que los problemas de fondo siguen siendo similares. A los temores en torno a un posible rescate de la economía húngara, se suman los miedos por el efecto contagio que tendría la caída de una de las economías de la Eurozona sobre el sector financiero e incluso la incertidumbre en torno a las reformas que tienen que acometer FMI y BCE para que este último sigue ayudando - en forma de compra de deuda- a las economías periféricas. Con este panorama, no es de extrañar que también sobre el Eurostoxx50 se hayan bajado previsiones: concretamente, hasta los 2.080 puntos podría descender el selectivo europeo. Un nivel en torno al cual resistirá en el próximo mes para subir hasta los 2.156 puntos en los tres meses siguientes. Para este período, el consenso dibuja un rango entre un mínimo de 1.700 puntos y un máximo de 2.550 para el índice.


Consenso semanal sobre Eurostoxx50. En rojo, la media.

Para Estados Unidos, las previsiones bajan pero de forma más moderada. Y eso que al otro lado del Atlántico también tienen sus puntos flacos. Sin ir más lejos, el propio PIB.  La revisión del crecimiento estadounidense correspondiente al tercer trimestre del año ha dado el susto a propios y extraños. Estados Unidos creció un 2%, medio punto porcentual menos que el dato dado anteriormente por el Departamento de Comercio. Esto se suma a la confirmación de ayer ante la imposibilidad de Obama de lidiar con el déficit público, el que quiere reducir hasta en 1,2 billones de dólares. La deuda pública supera ya los 15 billones. Los expertos pronostican que el indicador podría cerrar la semana en los 1165 puntos. Un nivel que bajará hasta los 1.139 puntos a cierre de mes y a los 1145 a cierre de los próximos tres meses.


Consenso semanal (azul), mensual (rojo) y trimestral (verde) sobre S&P500. En posición 6, la media.

En el mercado de divisas, poca variación respecto a las últimas previsiones. El par euro-dólar cerrará la semana prácticamente en los mismos niveles en los que cotiza actualmente, en torno a las 1.35 unidades. Unos pronósticos que bajan hasta los 1.32 dólares a cierre del año, período en el que el euro se moverá entre los 1.37 y los 1.29 dólares, para subir ligeramente hasta los 1.33 dólares en los próximos tres meses.

Han colaborado:
Rubén Vilela, Roberto Moro, Jorge del Canto, Samuel Sierra, Bolsacash, Dif Broker.