La Bolsa de Nueva York terminó el pasado viernes con abultados repuntes, ayudada por las declaraciones tranquilizadoras del presidente estadounidense George W. Bush y por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke. El índice Dow Jones subió 0,90 por ciento hasta los 13.357 puntos y el Nasdaq aumentó 1,21%, con lo que saldrá el martes desde los 2.596,36 puntos. Hoy no hay sesión en Wall Street, ya que se celebra el Día del Trabajo en EE.UU.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 1,12% (+16,35 puntos) a 1.473,99 unidades. El mercado estuvo impulsado desde la apertura por una serie de indicadores económicos favorables. Las declaraciones de George W. Bush y Ben Bernanke tranquilizaron por otra parte a los operadores sobre la crisis del sector inmobiliario. Bernanke declaró que la Fed está lista para 'tomar medidas adicionales en función de las necesidades, para aportar liquidez y favorecer el funcionamiento armonioso de los mercados'. Esto fue considerado como una indicación de que probablemente la Fed esté dispuesta a reducir sus tasas de interés en setiembre. Por su parte, Bush anunció una serie de medidas para ayudar a las familias endeudadas para evitar el embargo de su vivienda y contener la ola de deudas impagas que originó la actual crisis del sector hipotecario, que repercute en las plazas financieras mundiales. Datos macro En lo que respecta a los indicadores económicos, los gastos de consumo aumentaron 0,4% en julio, mientras que los ingresos subieron 0,5%, superando las expectativas de los analistas, que esperaban un incremento de 0,3% de ambos índices. En lo que concierne a la inflación, el índice que mide el incremento de los precios de consumo (PCE), aumentó 0,1% en julio, al igual que el índice de base (que excluye alimentación y energía), permaneciendo por debajo de las previsiones de los analistas, que los situaban en alza de 0,2%. Finalmente, el índice de actividad industrial de la región de Chicago, las cifras de órdenes industriales y el índice de confianza de la Universidad de Michigan también superaron las previsiones. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,537% contra 4,502% en la noche del jueves, y el de los títulos a 30 años a 4,831% contra 4,825%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios