El regulador aeroportuario británico BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, considera que las inversiones que realiza en Heathrow, el mayor aeródromo del Reino Unido, no mejorarán su funcionamiento
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
si no van acompañadas de la construcción de una tercera pista.En una conferencia sobre transporte, el nuevo consejero delegado de BAA, Colin Matthews, que tomó posesión del cargo días después de la problemática apertura de la Terminal 5 (T5) de Heathrow, afirmó que no se debe elegir entre nuevas instalaciones y la tercera pista, sino que el Reino Unido necesita "desesperadamente" ambas."BAA se ha comprometido a invertir 4.000 millones de libras (5.063 millones de euros) en los próximos cinco años en Heathrow, pero sin una nueva pista lo único que ocurrirá es que la gente esperará en unas terminales más bonitas", señaló Matthews.De este modo, el máximo ejecutivo del gestor calificó de "falsa elección" la propuesta de que se mejoren las instalaciones de Heathrow antes de que se incremente su capacidad.