Las insolvencias en España crecieron en el primer trimestre un 79% interanual, debido a la fuerte desaceleración del antes boyante sector de la construcción. Según datos publicados el lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas, o INE, en el primer trimestre había 425 deudores concursados en España. El INE indica que el 23,1% de estas empresas pertenecían al sector de construcción, el 22,6% a la industria y el 16% al inmobiliario.