El número de hipotecas aprobadas en el Reino Unido subió el 7% en mayo pasado frente al mes anterior, según la Asociación de Banqueros Británicos (BBA). Un total de 31.162 préstamos para la compra de una vivienda fueron aprobados en mayo, lo que pone de manifiesto que los compradores están volviendo al mercado inmobiliario por los bajos tipos de interés y el descenso de los precios de las propiedades.