La revista Forbes ha vuelto a revelar quiénes ostentan las 400 mayores fortunas de EEUU y, aunque existen pocas variaciones y Bill Gates sigue siendo el más rico, en términos globales los millonarios han perdido en un año un total de 300.000 millones de dólares de patrimonio neto (unos 200.000 millones de euros) a causa de la crisis financiera internacional.