Las grandes constructoras cotizadas (ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr Vallehermoso y OHL) obtuvieron un beneficio neto conjunto de 4.101,4 millones de euros en 2009, lo que supone más que duplicar (+143%) el registrado en 2008, según datos de los grupos recogidos por Europa Press. El aumento se registra gracias a los extraordinarios contabilizados por ACS, Acciona y Sacyr por distintas operaciones corporativas, y a pesar de los 'números rojos' de Ferrovial.