Los inversores optan por las compras en una jornada de avances generalizados en toda Europa, presionados al alza por la apertura alcista en Wall Street y por el anuncio del BCE, que volverá a ejecutar una inyección de liquidez, siguiendo así la decisión tomada este miércoles por la FED. Los bajos precios a los que cotizan algunas grandes compañías con buenos fundamentales y la moderación del precio del crudo han animado también al mercado desde primera hora de la mañana. Ferrovial continúa con su escalada alcista, aunque Sacyr Vallehermoso lidera los avances del selectivo tras varias jornadas de recortes. En el mercado continuo, Vueling ha protagonizado uno de los peores comportamientos del día tras una rebaja de recomendación, en una sesión sin apenas referencias ni noticias empresariales de peso. El crudo de referencia en Europa, el tipo Brent, cotiza cerca de los 67 dólares el barril.
Los inversores han optado por armarse de valor y aprovechar los precios de saldo a los que cotizan grandes compañías del parqué. “La sesión es alcista, pero sin demasiadas alegrías porque las subidas tampoco son consistentes”, asegura Alberto Roldán, director del departamento de análisis de Inverseguros. Para este experto, “esta subida responde más a la búsqueda de gangas y oportunidades porque no han aparecido noticias significativas que nos inviten a pensar que este rebote va a ser duradero, esta subida sólo refleja incertidumbre”, matiza. Precisamente, la incertidumbre sobre las consecuencias reales que supondrá para la economía global la crisis crediticia de EEUU continúa, pero cada vez son más los informes que llaman a la prudencia y consideran exagerada la reacción de los mercados, al igual que se suceden los estudios que confirmarían que esta crisis no afectará, en absoluto, a la economía local. Sin embargo, y a pesar de ello el BCE ha decido inyectar mañana 40.000 millones de euros, siguiendo así la estela de la FED que, este miércoles, ha ingresado 2.000 millones de dólares. Una situación que anima a los inversores a dar por hecho que la Fed bajará los tipos de interés en su próxima reunión de septiembre y a pensar que el Banco Central Europeo podría seguir sus pasos. Para Alberto Roldán esta posibilidad “quizá significa que existe una ligera desaceleración en el consumo estadounidense, lo que explicaría la caída del crudo”. De hecho, el barril de referencia en EEUU, el tipo Brent, cotiza lejos de los 70 dólares, en los 67,70 dólares. Con todo, el Ibex 35 ha terminado en los 14.359,20 puntos, después de avanzar un 0,84%. Gráfico Ibex 35