La compañía Coca-Cola registró un aumento del 1% en su beneficio neto en el segundo trimestre fiscal, con lo que superó las expectativas de los analistas de Wall Street. Al cierre de su segundo trimestre fiscal, el beneficio neto ascendía a 1.851 millones de dólares o 80 centavos por acción, frente a los 1.836 millones o 78 centavos por título que había anotado en positivo en igual trimestre del 2006.