La entidad madrileña sumida en un proceso de fusión por SIP tampoco se ha librado de las pérdidas. Caja Madrid ganó hasta junio 195 millones, lo que se traduce en un descenso del 66% con respecto a los resultados del mismo periodo en 2009, en el cual facturó 575,6 millones. Si bien, esta merma ha sido justificada por la entidad debido a la destinación de  845 millones a provisiones.
 
Como otras entidades financieras españolas, Caja Madrid ha adoptado una línea más conservadora aumentando en un 71% las provisiones voluntarias respecto a los seis primeros meses de 2009, en los que se destinaron un total de 245 millones de euros. A pesar de las provisiones, fuentes de la entidad avanzaron que a final de año Caja Madrid prevé repetir el beneficio de 265 millones de euros alcanzado en 2009.

Aunque su ratio de morosidad disminuyó, situándose en el 5,39% en junio, 16 puntos básicos menos en relación al 5,55% a la registrada en el mismo periodo 2009. La disponibilidad total de de liquidez del grupo se situó por encima de los 11.000 millones de euros.

Caja Madrid redujo en 388 millones de euros el saldo de activos dudosos en los últimos 12 meses, con una caída del 6,3% interanual, que contrastó con los incrementos interanuales de cajas y bancos de 4,4% y del 35,6%, respectivamente, hasta mayo.

La tasa de cobertura aumentó un 5,5% puntos, hasta el 46,5%, mientras que la tasa de cobertura con garantía hipotecaria se situó en el 107%.

El margen bruto del Grupo Caja Madrid ascendió a 1.844 millones de euros, de los que 1.055 millones correspondieron al último trimestre. Este resultado se vio reforzado por los ingresos de 376 millones de euros por comisiones y los 461 millones de euros por operaciones financieras.

El margen de explotación se situó en 279 millones de euros, tras las dotaciones de 845 millones. Del total, 201 millones de euros corresponden al segundo trimestre estanco.

El volumen de negocio ascendió a 273.792 millones de euros a junio de 2010, un 1,1% menos, mientras que los recursos gestionados de clientes en balance alcanzaron los 137.678 millones, con una cuota del 7%. La caja registró una mejora del 5,7% de los depósitos a plazo.

Los créditos a la clientela se situaron en 120.800 millones, lo que supone un incremento del 2,1% y una cuota del 6,8%. La financiación de empresas ascendió a 16.7000 millones de euros en préstamos y créditos. Los créditos a la vivienda se incrementaron en un 4,5% respecto a los seis primeros meses de 2009.

AUMENTA EN UN 600% LA VENTA DE INMUEBLES

La entidad impulsó la venta de inmuebles, con un incremento del 600% respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de 1.574 viviendas vendidas en los seis primeros meses de 2010, que le reportaron unos ingresos de 204 millones de euros.

Caja Madrid consideró que estos resultados consolidan su solvencia, al alcanzar un ratio BIS II del 10,8%, un 'core capital' del 6,6% y un Tier I del 8,7%, mientras que el excedente de capital se situó en 3.417 millones de euros, 375 millones más.

Respecto a los tests de estrés, Caja Madrid valoró "positivamente" los resultados obtenidos por el SIP liderado por la caja junto con Bancaja, que situaron a las entidades fusionadas en un Tier I, a 31 de diciembre de 2011, en un escenario de tensión extrema con un 'shock' adicional de deuda soberana, en el 6,3%, con un excedente de capital, incluso en esas condiciones adversas, de 639 millones de euros.