Las dos familias que mantienen el control de la firma automovilística alemana Porsche (Piech y Porsche) no han alcanzado aún un acuerdo para reducir la deuda de más de 10.000 millones de euros que tiene en la actualidad, según informó el vicepresidente de la empresa, Uwe Hueck. Las declaraciones de Hueck son contrarias a los rumores que indicaban que las familias Porsche y Piech habían alcanzado un acuerdo para la reducción de la deuda. El directivo señaló que ambas familias se habrían comprometido a consultar al comité de dirección de Porsche antes de tomar ninguna decisión.