El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha asegurado que los bancos británicos podrían necesitar más capital para financiar la recuperación económica. “Se pueden necesitar más fondos hasta que la banca esté en condiciones de ofertar créditos a una escala los suficientemente importantes para financiar la recuperación”, aseguró King.