La media de las emisiones de dióxido de carbono de los automóviles adquiridos durante el pasado mes de junio se situó en 144 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone un descenso del 6,9% en comparación con las cifras del mismo mes de 2008, según informó hoy la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto). La patronal de los concesionarios indicó que esta reducción de las emisiones medias de los coches comprados en junio se debe a la puesta en marcha del Plan 2000E, que incentiva la compra de coches que emitan menos de 150 gramos de CO2 por kilómetro y que ha provocado que los compradores apuesten por coches menos contaminantes, más pequeños y menos potentes.