La cautela se apodera de Wall Street. La crisis hipotecaria se agudiza, después de que Moodys redujera la calificación financiera de casi 400 títulos ligados al mercado de préstamos hipotecarios de alto riesgo y a la espera de que Genenentech y Yum Brands rindan cuentas al mercado, en medio de rumores sobre nuevos movimientos corporativos. El euro modera su cotización, la moneda única se cambia por 1,3762 dólares y el crudo West Texas cotiza a 72,57 dólares el barril.
El sector hipotecario arrastra las expectativas de los inversores. Si ayer Standar&Poors revisaba 612 titulizaciones estadounidenses respaldadas por préstamos hipotecarios residenciales para una posible rebaja…este miércoles ha amanecido con la reducción de la calificación financiera de Moody´s sobre 399 títulos ligados al sector del mercado de préstamos hipotecarios de alto riesgo. Jornada con escasas referencias, datos semanales de solicitudes de hipotecas que conocíamos antes de la apertura y que aumentaron un 1,1% y las reservas de crudo también semanales que se publicarán en algo más de media hora. El Dow Jones se mantiene sin cambios en los 13.501 puntos, al igual que el S&P500, que cotiza en los 1.510 puntos. El tecnológico Nasdaq rebota un tímido 0,04% y se coloca en los 2.638 puntos.