El dato de creación de empleo en EE.UU. durante el mes de diciembre ha enfriado el mercado. Los inversores escépticos, tras varias jornadas de bonanza, recogen beneficios en Wall Street, cambiando el rumbo de los índices haciéndolos descender. El Dow Jones cae un 0,03% hasta los 10.603 puntos, el Nasdaq un 0,38% y el S&P 500 un 0,20%.
Todo apuntaba que por fin los datos de empleo de diciembre mostraran una recuperación del mercado laboral, pero no ha sido así. El empleo sigue sin crearse pese a que su destrucción se haya frenado (el paro se mantiene en el 10%). En concreto, el mes pasado se destruyeron 80.000 empleos en la principal economía del mundo.

Tampoco hay muchas variaciones en los sectores más afectados, los cuales continuaron siendo la construcción, el manufacturero y el comercio mayorista. Por el contrario, el sector servicios y salud crearon empleo. En el caso del primero es explicable por las festividades navideñas, el problemas es que estos empleos suelen ser temporales.

Tras la divulgación de este informe de empleo la cotización del dólar también se ha visto revisada a la baja. El billete verde se cambia a 92,60 yenes, mientras que el euro sube a 1,432 dólares.

En el apartado empresarial…

Coca-Cola está siendo una de las más castigadas tras la apertura del mercado. La multinacional cotiza un 2,01% abajo tras recibir una rebaja de rating por JP Morgan de "ponderación superior" a "neutral".

También está sufriendo en sus carnes las caídas Kraft. Su OPA hostil sobre Cadbury le está poniendo en una sensible tesitura. Hoy los asesores de la compañía estadounidense estudiaban una mejora de la parte en efectivo de su oferta de 10.400 millones de libras en efectivo y acciones con la intención de atraer tanto a fondos de cobertura o "hedge funds", como a los inversores institucionales británicos que no quieren acciones estadounidenses. Kraft hoy desciende un 0,76%, mientras que Cadbury sube un 0,52%.

UPS ha anuncido una mejora de expectativas para sus ganancias del cuarto trimestre pues, al parecer, su política de reducción de costes ha dado buenos resultados y los mejores resultados a nivel mundial ayudarán a que la bonificación por acción aumente de 73 centavos de dólar a 75. Ante este anuncio, los inversores han corrido a posicionarse en el valor que ya sube un 5,45%.