El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reúne mañana en Fráncfort para concretar las modalidades técnicas de la compra de hasta 60.000 millones de euros en cédulas hipotecarias garantizas. La adquisición de estas cédulas se acordó en mayo y según anunció entonces el presidente del BCE, Jean Claude-Trichet, la definición de las modalidades técnicas de esa medida "no convencional" ocupará las deliberaciones de los gobernadores mañana. No habrá por tanto decisiones sobre tipos de interés, a los que ya se aplicó un nuevo recorte en mayo, ni medidas adicionales para aliviar las tensiones crediticias o corregir tendencias en el cuadro macroeconómico de la eurozona. La sesión que celebrarán mañana los gobernadores del Eurosistema no será, sin embargo, de trámite pues hay fuertes divergencias en el seno del consejo sobre dónde encasillar la compra de cédulas.