Las comunidades autónomas recibirán un total de 3.072 millones de euros para gestionar políticas activas de fomento del empleo en virtud de las competencias transferidas, lo que supone un incremento del 6,7% en comparación con 2008, cuando la cantidad se quedó en los 2.829 millones.