Las Cámaras de Comercio consideraron hoy que la caída de precios registrada en el mes de julio, hasta un mínimo histórico del -1,4%, debe acompañarse de medidas de carácter estructural que "impulsen la competitividad de la economía española y que apoyen los beneficios coyunturales de la desinflación". En un comunicado, las Cámaras indicaron que "todavía" se esperan meses con tasas de variación de precios negativas, aunque añadieron que "probablemente" en julio se haya alcanzado la máxima caída de precios.