El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, ha recomendado a las entidades españolas dotarse de provisiones en sus balances ante la posibilidad de que la crisis financiera mundial empeore durante 2008. En un encuentro con la prensa, Quintás ha señalado que la crisis que estalló el pasado verano debido a las problemáticas hipotecas de alto riesgo estadounidense tiene papeletas para deteriorarse con "nuevas olas" que podrían traer peores consecuencias que las actuales. El presidente de la CECA afirma que "aunque la banca española sea probablemente la más preparada del mundo, la más solvente y con la mitad de morosidad que la media europea, es mejor ponerse un escudo para la adversidad".