Un total de 320.553 autónomos se dieron de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos  en los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 13,3% en comparación al mismo periodo del año anterior y del 53,3% si se compara con el año 2007, cuando el país aún no había notado los efectos de la crisis económica.

   Así se desprende de un estudio elaborado por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), que asegura también que el número de altas en el RETA registradas entre enero y junio (236.186) cayó un 17,1% en comparación el 2008 y un 19% en comparación con el año 2007.