El sector de transporte aéreo perderá este año 6.100 millones de dólares (3.900 millones de euros) si el precio del combustible se mantiene en 135 dólares por barril el resto del ejercicio, advirtió el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Giovanni Bisignani. En el discurso inaugural de la 64 asamblea general anual de esta organización que se celebra en la ciudad turca de Estambul entre hoy y mañana, Bisignani señaló que por cada dólar de aumento del precio del petróleo, los costes de las compañías aéreas se incrementan en 1.600 millones de dólares. Partiendo del precio medio del petróleo de 107 dólares por barril en los cinco primeros meses de 2008, las pérdidas del sector se situarían en 2.300 millones de dólares al cierre del presente ejercicio, cifra que en estos momentos parece demasiado optimista para Bisignani.