Las aerolíneas cerraron el primer trimestre del año con unas pérdidas superiores a los 3.000 millones de dólares (2.100 millones de euros), según los datos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que estimó en un 2% la caída de las acciones de las compañías aéreas debido a que los mercados "temen" la escasez de liquidez en el sector. La IATA recalcó que los 3.000 millones de dólares de pérdidas en los tres primeros meses del año son "consistentes" con las estimación de la asociación sobre las pérdidas para 2009, que alcanzarán los 9.000 millones de dólares (6.367 millones de euros). "Este deterioro se ha producido antes del reciente aumento del precio del petróleo", recordó la IATA en su Informe sobre la Salud Financiera de las Líneas Aéreas correspondiente a los meses de mayo y junio.  Concretamente, los precios del petróleo aumentaron más del 30% desde comienzos de mayo, "afectando al flujo de caja de las líneas aéreas".