Los títulos de SAS registraron hoy en la Bolsa de Estocolmo una caída del 8,72%, hasta las 36,60 coronas escandinavas (3,8 euros) por acción, después de que el grupo escandinavo anunciara esta mañana la decisión de no vender Spanair. SAS, propietaria del 100% de Spanair que puso a la venta hace un año la aerolínea española de bajo coste, ha renunciado finalmente a la operación al detectar "las adversas condiciones del mercado de la aviación en España, debido a los altos precios del combustible y a la presión del sector financiero". Además, la compañía escandinava ha considerado que "el valor obtenido" en las ofertas no reflejaba el valor "intrínseco" de la compañía española, lo que le ha impedido alcanzar un acuerdo "en los términos y condiciones que se había propuesto".