Las acciones de Merck  cayeron el lunes a mínimos de 14 años luego que la compañía farmacéutica se comprometiera a gastar 41.000 millones de dólares en la adquisición de Schering-Plough. Wall Street había mostrado una reacción similar a la compra de Wyeth por parte de Pfizer. PFT cayó un 10% ese día y ha registrado un descenso del 28% desde el anuncio del acuerdo. MRK intentó evitar las dificultades de PFE al mantener su dividendo (PFE redujo el suyo a la mitad) y mantener tasas tributarias similares (PFE proyectó mayores tasas de impuestos). Las ventas generalizadas, sin embargo, podrían reflejar interrogantes sobre si este es un uso correcto para los fondos, o si MRK debería haber adquirido más bien una compañía biotecnológica. El mínimo de MRK es hasta el momento de US$20,05, y hace poco la acción bajaba un 3,5% a US$21,95. SGP ascendía un 18,9% a US$20,96.