La Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD) y la gestora de fondos de reestructuración CRG Capital han lanzado el primer fondo dedicado a invertir en activos tóxicos en Europa central y del este, para contribuir a la recuperación económica de la zona, según informan en un comunicado.