La tercera ‘generación’ de la reforma financiera en época de los populares ha llegado y los bancos lo celebraron con espectaculares repuntes en la sesión del viernes que hacer prever un futuro alentador, quizás. Con el BCE eso nunca se sabe. BBVA ha elevado al máximo sus expectativas de cambio de tendencia después de colocarse a las puertas de lo que los analistas consideran un nivel clave para la remontada: 6,10 euros. Más lejos queda para el Banco Santander la cima, pero en un camino lleno de piedras, ¿quién sabe? 

En principio, ni la creación del denominado ‘banco malo’, ni la ampliación de capital hasta 120.000 millones de euros al FROB –para echar un capote anticipado a Bankia- y, de soslayo, quizás, las preferentes podrían afectar a los dos gigantes financieros de nuestro país. “Los nuevos requerimientos de capital son positivos para BBVA y Santander, que saldrán reforzadas, y el hecho de que la ‘troika’ venga a España sólo llevará a una situación de más dudas sobre las entidades de menor capitalización”, asegura Óscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4.

En todo caso, la reforma financiera no ha logrado –ni previsiblemente conseguirá- calmar la tensión sobre la deuda de nuestro país. ¿Algún sorprendido en la sala? Obviamente no; no, al menos, entre los que piensen de manera racional. La imagen de regiones que se suceden en peticiones de rescate al Gobierno central y que para más inri aumentan sus deseos después de realizada la solicitud inicial, caso Generalitat Valenciana, no calma, sino más bien desincentiva. Todo, por cierto, sobre un fondo dotado con 18.000 millones de euros. Y la suma de 5.023 millones de Cataluña más 4.500 más 300 de Murcia… ¿resultado?

Con este panorama, la prima de riesgo se fue de fin de semana por encima de los 550 puntos básicos y el bono español a diez años rozando ya el 6,9% de rentabilidad exigida. “Los ajustes por sí solos no nos sacarán de esta situación”, aseguraba el pasado viernes Antonio Cortina, director adjunto del Servicio de Estudios del Banco Santander, que hace hincapié en la idea de adoptar medidas y una “intervención más clara del BCE” para “relajar los tipos de interés”.

La cuestión es que el anuncio de esta reforma, pero fundamentalmente la predisposición a posibles estímulos mostrada por el presidente de la FED, Ben Bernanke, durante la reunión con los principales banqueros estadounidenses en Jackson Hole animaron considerablemente a la banca nacional que acabó con espectaculares subidas que llevaron al BBVA al borde del 6,10.


Cifras
Los datos son los que mueven los mercados y la banca se ha afianzado con importantes subidas durante el último trimestre para impulsar al Ibex 35 en su particular rally. El oro ha ido a parar al Santander con una revalorización cercana al 30%, mientras que BBVA se conforma con la plata, al alza otro 25%. Eso sí, la subida del viernes se realizó con volumen y con las tornas invertidas en las últimas sesiones dando clara ventaja alcista a la entidad presidida por Francisco González.

BBVA & SANTANDER, tres meses (FUENTE: YAHOO FINANCE)


En la Zona Premium de Estrategias de Inversión, el analista independiente José Luis Cava mantenía su optimismo habitual al afirmar BBVA “si supera la resistencia clave de 6,10 euros podría subir y con fuerza”. El Banco Santander, por su parte, está pendiendo de hilos con soportes alejados, de ahí que “caerá a la zona de 5,10”, nivel a vigilar ante posibles desplomes del valor.

Roberto Moro, analista de Apta Negocios, no va mucho más allá para la entidad de Botín. “Sería más factible entrar en la entidad a medida que mantenga los 5,15 euros a precios de cierre”, cosa que, de momento, hace.


Esta situación obliga casi a centrarse en el BBVA, la niña bonita de los bróker durante el último mes. En el caso de la casa Nomura concedía a la entidad una recomendación de ‘compra’ con un precio objetivo de 7,80 euros/título. Más allá va el bróker de Carax Alphavalue que eleva su cotización a un año vista hasta los 8,59 euros el título.

En este sentido,Ignacio Cantos, director de Renta Variable de Atlas Capital, asegura que la entidad bilbaína se escapará del contagio de las preferentes y apela a las provisiones que ya mencionaba De Guindos durante la rueda de prensa del viernes posterior al Consejo de Ministros. “Si la bolsa recupera, es un valor al que ya hemos visto liderar las subidas”, afirma. Desde el punto de vista técnico, “ha llegado a subir hasta los 8,70 euros con lo que fácilmente puede alcanzar los 6,10 euros”, aunque recuerde que para ello es necesario que “el mercado recupere y haya algo más de tranquilidad”.