El fabricante italiano de automóviles de lujo Lamborghini, del grupo Volkswagen, cerró el primer semestre del año con un beneficio antes de impuestos de 5,4 millones de euros, lo que supone un retroceso del 84,5% respecto a las ganancias de 35 millones registrada en el mismo período de 2008, informó hoy la compañía. El presidente y consejero delegado de la compañía, Stephan Winkelmann, destacó que la empresa consiguió eludir las pérdidas en el primer semestre y que espera también obtener beneficios en el conjunto del ejercicio, "situándose como una de las pocas empresas rentables del sector".