Lafarge, la mayor cementera del mundo, ha comunicado que sus beneficio netos aumentaron un 9%, hasta 600 millones de euros, en el tercer trimestre, por encima de los 548 millones de un año antes. El grupo francés comunicó que confía en alcanzar todos sus objetivos de 2008, y que habrá alcanzado un 60% de sus ahorros previstos para 2006-08 a finales de este año.