Parecía que los mercados de renta variable de Europa habían recobrado las fuerzas, pero la verdad es que la volatilidad era la que manejaba el carro que esta sesión ha vuelto a subir y bajar sin parar. El selectivo español ha terminado con una levísima subida del 0,68% hasta los 10.275 puntos. El empujón hacia arriba de última hora es debido al BBVA y el Santander. La divisa europea, por su parte, gana terreno frente a la europea, cambiándose a 1,37 dólares, y el barril de petróleo continúa subiendo. Ya alcanza los 70,99 dólares.
Hoy ha sido un día de dudas, no sólo en el mercado de renta variable, en el plano macroeconómico ha habido varias dudas que han hecho mella también en los accionistas, para bien o para mal. Comenzando por la moneda europea, esta mañana El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso defendió a capa y espada a la moneda única frente a las acusaciones que dudan de su validez para hacer frente a la crisis. Ante esta defensa, el euro ha subido por encima del dólar y el yen, cambiándose a 1,3759 dólares. Y todo esto, debido sobre todo a los incipientes rumores sobre un posible plan de rescate de la Unión Europea a Grecia.

Con lo que respecta a nuestro país, otro de los grandes temidos por su débil situación, la agencia Fitch ha mantenido a España dentro de los países con calificación crediticia triple-A, todo un privilegio, a pesar de su elevado déficit público, como declaró el martes Brian Coulton, responsable de calificaciones soberanas de Europa, Oriente Próximo y África. Además, hoy mismo, el diferencial del bono español a diez años con el “bund” alemán se estrechaba a 93 puntos básicos, disminuyendo la percepción del riesgo de impago de la deuda pública.

Teniendo en cuenta todo esto, no es de extrañar que la sesión bursátil haya ido y venido entre los números verdes y los rojos. Aún así, en los últimos minutos, el selectivo ganó algo de ventaja y acabó en positivo, gracias sobre todo a los grandes bancos.BBVA (1,05%) y Santander (2,24%) han celebrado las buenas cuentas del suizo UBS que han atraído algo de líquido también a las grandes entidades financieras españolas.

Los números de Santander sólo han sido superados por Gamesa, que subió un 3,51% y Ferrovial, que se alzó un 2,95%. Con respecto al resto de blue chips, Repsol se salvó de la quema trepando un escaso 0,34%, mientras que Iberdrola (0,17%) y Telefónica (0,45%), se han ahogado en los números rojos. Al parecer, los rumores que recogía hoy la prensa carioca sobre una posible concreción de la fusión en marzo entre Telefónica y Telecom Italia, no ha gustado al mercado.

El indecoroso título de farolillo rojo de la sesión es para Enagás, que cayó hoy un 2,09%. Le siguieron en la cola Criteria (1,38%) y Bankinter (1,30%).

En el continuo…
La tabla aparece muy empatada entre valores rojos y verdes. Pero, como en toda competición, hay perdedores, y hoy han sido Solaria (4,22%), Sniace (3,69%) y Amper (3,67%). Por el contrario, se han proclamado vencedores Inmobiliaria Colonial subiendo un sorprendente 9,80%, seguida de Puleva Biotech (6,90%) e Iberpapel (4,94%).