Las ventas de viviendas de nueva construcción en EEUU registraron una bajada del 6,6% en junio hasta alcanzar un ritmo anualizado de 834.000 unidades, su nivel más bajo desde marzo. El dato de mayo se revisó a la baja de 915.000 a 893.000. El precio medio de una vivienda nueva bajó un 2,2% interanual en junio hasta 237.900 dólares.