La venta de viviendas de segunda mano de EEUU registró en agosto un descenso del 2,7%, hasta 5,1 millones de unidades, su primer descenso en cinco meses, según informó hoy la Asociación Nacional de Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés). No obstante, la venta de viviendas permanece 3,4 puntos por encima de su nivel en agosto de 2008, cuando alcanzó los 4,93 millones de unidades. El economista jefe del NAR, Lawrence Yun, explicó que el descenso mensual, que se produce tras un importante repunte en julio, se produce en parte por los retrasos de los compradores en acceder al crédito.