La compraventa de viviendas alcanzó las 110.154 operaciones en el primer trimestre, sumando 506.942 transacciones en los últimos doce meses, un 29,6% menos que un año antes, según la última estadística registral del Colegio de Registradores.
Sin embargo, la caída respecto al cierre de 2008 fue del 2,75%, mucho menos acusada que en periodos anteriores, lo que deja ver "los primeros signos de que el suelo puede estar próximo".

El mayor descenso intertrimestral se produjo en el segmento de vivienda usada, en el que se registraron 46.901 transacciones, con una caída del 3,8%, mientras que en la vivienda nueva, la reducción fue del 1,9%, hasta las 63.253 operaciones.

Por otro lado, el porcentaje de compraventas de viviendas nuevas sobre el total se volvió a incrementar durante el primer trimestre, hasta el 57,4%. El 50,60% fueron viviendas libres y el 6,82% viviendas protegidas. Estas últimas supusieron un total de 7.515 compraventas, lo que representó el 11,88% del total de las viviendas nuevas vendidas.

Durante los últimos doce meses se registraron 27.144 compraventas de vivienda nueva protegida, el 9,77% del total de compraventas de viviendas nuevas. "En consecuencia, con la intensificación de la crisis inmobiliaria el peso relativo de compraventas de vivienda protegida se está incrementando", indican los Registradores.

DESCIENDE EL IMPORTE MEDIO DE CRÉDITO HIPOTECARIO SOBRE VIVIENDA

Por otro lado, el importe de los créditos hipotecarios se situó en los 124.316 euros entre enero y marzo, con un descenso en términos interanuales del 8,91%, generalizado en todas las agrupaciones de entidades financieras: bancos (-8,43%), cajas (-10,23%) y otras entidades financieras (-6%).

El descenso intertrimestral fue del 1,84%.

Los bancos siguieron siendo los que mayor importe medio de préstamo conceden (134.905 euros), seguidos de las cajas (119.543 euros) y otras entidades financieras (114.853 euros).

Por su parte, los tipos de interés contratados en los nuevos créditos hipotecarios para compraventa de vivienda mantuvieron durante el primer trimestre el tradicional predominio de los tipos de interés variables (97,93% de los contratos), aunque con un ligero repunte del peso relativo de contratos a tipo de interés fijo (2,07%).

Por lo que respecta a los índices de referencia utilizados en los nuevos contratos de crédito hipotecario a tipo de interés variable, también se mantuvo el habitual ascenso del Euríbor (88,56% de los nuevos contratos), seguido a una muy significativa distancia del IRPH, con el 4,97% de los nuevos contratos; y otros índices de referencia, con el 4,40% de los contratos durante el último trimestre.

En cuanto al plazo de contratación de los nuevos créditos hipotecarios para compraventa de vivienda, siguió descendiendo de forma acusada durante el último trimestre, alcanzando una media de 24 años y 7 meses, 12 meses inferior al resultado del cuarto trimestre del año 2008.

En los últimos doce meses el periodo medio de contratación ha sido de 26 años.

LOS HIPOTECADOS PAGAN MENOS AL MES

Como resultado de la variación en las condiciones de financiación, pero, fundamentalmente del descenso del precio de la vivienda y de los tipos de interés, la cuota hipotecaria mensual media se redujo un 10,6%, hasta los 740,90 euros, frente a los 829,67 euros del cuarto trimestre de 2008.

Además, la cuota hipotecaria se redujo un 3,35% en el último año y el porcentaje de dicha cuota con respecto a salario se apuntó el segundo descenso trimestral consecutivo, acumulando una rebaja de 3,97 puntos porcentuales.

LAS CAJAS SIGUEN PERDIENDO CUOTA DE MERCADO

Las cajas de ahorros siguieron manteniendo el liderazgo en la concesión de nuevos créditos hipotecario al alcanzar el último trimestre el 49,91% del total del volumen concedido, por encima de bancos, con el 40,95%, y otras entidades financieras, con el 9,14%.

Sin embargo, las cajas de ahorros siguieron perdiendo cuota de mercado, acumulando un descenso interanual de 5,66 puntos porcentuales, que fueron a parar a la cuota de los bancos (5 puntos) y de otras entidades financieras (0,66 puntos).

Así, las cajas acumulan siete trimestres consecutivos perdiendo cuota de mercado, frente a su tradicional crecimiento durante el ciclo alcista, mientras que los bancos llevan cinco trimestres consecutivos mejorando su posición relativa.