La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció hoy que bonificará en su totalidad el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en las operaciones de cambio o renegociación de hipotecas a aquellas entidades financieras que mejores condiciones ofrezcan a los que tienen un crédito por su vivienda.
Esta medida se produce dos semanas después de la deducción de un 20% en el IRPF autonómico por compra de vivienda habitual y facilitará el trasvase o renegociación de hipotecas de los madrileños, puesto que se evitará que se pague el impuesto dos veces si el prestatario quiere modificar sus condiciones de préstamo.

De acuerdo con esta nueva medida, para una ampliación hipotecaria de 15.000 euros, el contribuyente se ahorraría 150 euros, informaron fuentes regionales.