Halliburton, compañía estadounidense especializada en proyectos petrolíferos, ha ganado 1.500 millones de dólares o 1,62 dólares por acción en el segundo trimestre del año, más del doble que en el mismo periodo del ejercicio anterior, gracias a la venta de su filial KBR. La facturación del grupo ha alcanzado los 3.700 millones de dólares.