Con la venta a una filial de EDP de activos de gas por 330 millones de euros, Gas Natural consiguió un precio medio de 1,33 millones  de euros por punto de suministro, señala Fernando García, analista de Espirito Santo, que valora cada punto en 1,5 millones de euros. Los activos que aún han de venderse en Madrid probablemente merecen un mejor múltiplo, añade García. Con esta venta, Gas Natural ha vendido activos por 1.400 millones de un total de 3.000 millones de euros que contempla su programa de desinversión, añade.