El impacto de la restricción global al crédito en la economía de la zona euro probablemente sea moderado, según la Comisión Europea. Bruselas pronostica un repunte del crecimiento en el segundo semestre de 2007 tras un segundo trimestre más lento. En un informe trimestral sobre la economía de los 13 países que utilizan el euro, el ejecutivo de la Unión Europea destaca la caída de la confianza empresarial y del consumidor, que parecía indicar que el ciclo económico había tocado techo.