Los ministros de Economía de la UE están presionando al BCE para que desarrolle su propio sistema de rátings crediticios sobre los países europeos, según publica el diario alemán 'Handelsblatt', citando a fuentes ministeriales de la UE.