La Unión Europea podría estar pensando en elevar la garantía mínima de los depósitos a 100.000 euros, según recoge France Presse, muy por encima de la cantidad avanzada ayer -40.000 euros-. Según la legislación actual, los sistemas de garantía deben cubrir un importe mínimo de 20.000 euros por entidad y titular en caso de quiebra, aunque los Estados pueden ofrecer garantía adicional.