Los ministros de Economía de la Unión Europea pedirán el próximo martes a España que evite tomar nuevas medidas de estímulo económico que agraven el déficit público y que vuelva a la consolidación fiscal a partir del año 2010, según se recoge en el borrador de conclusiones sobre la evaluación del programa de estabilidad español para el periodo 2008-2010. El déficit español se situó en el 3,8% del PIB en 2008, por encima del 3% que autoriza el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), y se disparará hasta el 6,2% este año debido a la caída de ingresos fiscales, el aumento de las prestaciones por desempleo y las medidas de estímulo para combatir la crisis, según las previsiones de Bruselas. Ello ha llevado al Ejecutivo comunitario a abrir un procedimiento sancionador contra España por déficit excesivo.