Los 27 examinarán hoy las primeras medidas propuestas por Bruselas para tratar de reducir las pérdidas del sector y los daños a los pasajeros que sufrieron el cierre del espacio aéreo europeo a causa de la erupción de un volcán en Islandia, así como la necesidad "urgente" de acelerar la creación de un 'cielo único' que facilite la gestión de este tipo de crisis en el futuro.

El caos aéreo durante casi una semana obligó a cancelar más de 100.000 vuelos y dejar en tierra a más de 10 millones de pasajeros. La Comisión Europea estima que las pérdidas sufridas por aerolíneas, aeropuertos, empresas de gestión de equipajes y touroperadores son de entre 1.500 y 2.500 millones de euros.