La Comisión Europea ha señalado que las perspectivas de crecimiento económico de la zona euro son halagüeñas y la previsión de inflación benigna, pero advierte de los riesgos derivados de la presión de los precios. En su último informe trimestral sobre la zona euro, la CE indica que el PIB interanual ha crecido un 3 por ciento en el primer trimestre, con un ratio de inflación estable desde noviembre pasado, en el 1,9 por ciento.
De cara al futuro, las perspectivas económicas globales para la zona euro siguen siendo brillantes, mientras que prevé un crecimiento del 2,6 por ciento para 2007. En su informe, la Comisión Europea señala que la previsión a corto plazo de inflación es benigna, con las expectativas de precios bien ancladas, inflación de importaciones moderada y con los costes laborales avanzando lentamente. Sin embargo, considera que podrían surgir algunos riesgos alcistas de precios cuando madure el ciclo. Política monetaria Respecto a la política monetaria, la institución comunitaria ha declarado que las condiciones de financiación, aunque continúan siendo un apoyo para el crecimiento, lo serán menos que en los años anteriores. Además, ha destacado que, mientras los agentes del mercado esperaban en marzo que la serie alcista de tipos de interés terminaría en el 4 por ciento, ahora está prevista una subida al 4,5 por ciento para la primera mitad de 2008. Además, el Ejecutivo europeo ha instado a los países de la zona euro a que aprovechen este periodo de crecimiento para reducir sus déficit.