Los países de la UE acercaron hoy sus posiciones para destinar 5.000 millones de euros a proyectos de infraestructuras, que la Unión Europea cofinanciará en 2009 y 2010 dentro del objetivo de impulsar la recuperación económica. El objetivo es que los Veintisiete cierren un acuerdo en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de los próximos jueves y viernes en Bruselas. Al respecto, la presidencia checa señaló tras la discusión mantenida hoy que la cuestión marcha "por buen camino" para su aprobación. Las diferencias "se han reducido" y hay "suficientes elementos" como para pensar en lograr un acuerdo durante la cumbre, resumieron fuentes comunitarias. Los ministros de Exteriores comunitarios acercaron hoy posiciones respecto a destinar en 2009 unos 2.600 millones a los proyectos de infraestructuras.