La tasa interanual del índice de precios de consumo (IPC) de septiembre ha subido hasta el 2,7 por ciento, con un aumento intermensual de los precios del 0,3 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato interanual es una décima superior a las previsiones que manejaba el mercado. La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los volátiles precios de energía y alimentos frescos, ha subido una décima en su tasa interanual al 2,6 por ciento.
La previsión de los analistas era de un avance del 2,6 por ciento interanual y del 0,3 por ciento mensual. El IPC armonizado ha quedado finalmente en el 2,7 por ciento interanual, en línea con el dato provisional. Por Comunidades Autónomas Los precios han subido en septiembre en todas las comunidades autónomas a excepción de Baleares y La Rioja, donde no se registraron cambios respecto al mes anterior. Los aumentos más acentuados se han registrado en la Comunidad de Castilla-La Mancha, con un 0,6%, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con el 0,7 y el 0,8%, respectivamente. También por encima de la media nacional, se han situado las autonomías de Castilla y León, Extremadura, y País Vasco, todas ellas con un 0,5%, seguidas de Andalucía, Galicia y Murcia, con el 0,4%. Igual que la media (0,3%) se han situado las comunidades de Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid y Navarra. Los aumentos menos significativos se han registrado en Asturias (0,1%), así como en Canarias, Cantabria y Cataluña, con el 0,2%. Por el contrario, en las comunidades de Baleares y La Rioja, los precios se han mantenido estables.