La tasa de paro en Francia se situó en el 7,9% de la población activa en el tercer trimestre, lo que equivale a 2,2 millones de desempleados. Ese dato supone un descenso porcentual con respecto al trimestre anterior, en el que la tasa de paro se situaba en el 8,1%. Entre los menores de 25 años, el paro se mantuvo elevado aunque se redujo en 1,7 puntos porcentuales, sigue siendo superior entre las mujeres y se mantuvo estable en los mayores de 25 años.