La liberalización el pasado 1 de julio de las tarifas eléctricas industriales trasladó un 11% del suministro al mercado libre, que equivale ya al 50% del sector, según un informe aprobado hoy por el consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE). La supresión de la mayor parte de las tarifas de alta tensión aparece recogida en la orden ministerial ITC/1857/2007, en la que el Ministerio de Industria aplicó un incremento promedio del 5,6% para las tarifas aún reguladas. En concreto, los consumidores domésticos, las pequeñas y mediadas empresas y, hasta el 1 de enero de 2009, los grandes consumidores de electricidad del G.4 --cinco plantas de Arcelor, Asturiana de Zinc y Alcoa-- constituyen el otro 50% con precios regulados. Por otro lado, el organismo presidido por María Teresa Costa fijó para el 30 de septiembre la fecha de celebración de la tercera subasta de déficit tarifario 'ex ante'. Anteriormente, los días 24 de julio y 2 de septiembre, se celebrarán sesiones informativas.