La subida del IVA proyectada por el Ejecutivo para el próximo mes de julio supondrá "un freno" para el comercio electrónico a corto plazo, pero "no se va resentir a medio y largo plazo", según aseguró a Europa Press el presidente de la Asociación Española de Comercio Electrónico (Aecem), Martí Manent.  Aunque no quiso valorar la decisión del Gobierno, Manent reconoció que cualquier subida de precios en este canal "supone una frenada de las ventas". En este sentido, indicó que la decisión de repercutir la subida del IVA en el precio final de los productos comercializados a través de Internet dependerá de los diferentes productos y servicios.