BME se ha convertido en las últimas jornadas en protagonista indirecto de varios dimes y diretes que han animado la cotización del valor en la bolsa española. Entre las fusiones de los gestores de bolsa de Reino Unido y Toronto y por otro lado la Deutsche Boerse y el NYSE americano, se han colado rumores que han hecho bailar la cotización de la gestora de bolsa española.
Desde la meseta madrileña y sin de momento ser partícipe de ninguna operación, Bolsas y Mercados Españoles está viendo como el panorama mundial de las gestoras de bolsa va poco a poco cambiando de cara. Como Don Quijote observaba los molinos, BME sigue atenta a los movimientos que desde Londres, Nueva York, Toronto o Francfurt van dando nueva forma a las bolsas de los principales índices… pero esto no es imaginación del entrañable Alonso Quijano.
 
BME de momento no ha encontrado pareja de baile; se dedica a ir a la nevera mientras por la tele ve como su siempre sonado pretendiente, Deutsche Boerse decide hacer las américas. E ir tanto a la nevera tiene sus consecuencias; la gestora lleva un año engordando su cotización y es que en “2010 los títulos de la empresa sumaron hasta un 26% por diversas razones”, señala Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets.
 
Entre estas razones, los rumores de una posible compra por parte de la bolsa de Frankfurt… pero también “la buena diversificación del negocio”, según Pellón. Una diversificación que al calor de las nuevas fusiones puede estar entrando en una pendiente cuesta arriba, “ya que no le quedan muchas oportunidades de expandir sus actividades” como señala Daniel Pingarrón, estratega de mercados también de IG Markets.
 
Así las cosas el aspecto técnico de la empresa es complicado. Miguel Cedillo, analista independiente asegura que, “BME podría verse beneficiada si es motivo de OPA por otra bolsa, lo que supone jugar a la ruleta” y es que la vela indica que no ha podido con “el 23,61 y podríamos ver recortes hasta los 20.43 euros”.
 
El soporte más importante según Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, es el de los 21 euros y medio. Un soporte que de ser perdido podría provocar severas pérdidas en el valor, por lo que el experto señala que es un valor en el que hay que tener sumo cuidado.
 
Y no es de extrañar. La subida de los títulos del valor ha sido espectacular, lo que nos lleva a pensar en una pronta corrección. Así lo cree Roberto Moro, analista de Apta Negocios, quién considera que los rumores “ya han dejado sus frutos en la cotización” y es momento de pensar en otra cosa.
 
El ejercicio anterior la gestora dejó sabrosas rentabilidades, y el principio de este año ha seguido la misma senda. Pero el valor ha corrido mucho y bien. Además la soledad en estos casos no parece buena, y a pesar de los rumores, BME se ha quedado sola en la silla del Ibex.